martes, 3 de febrero de 2009


Despues de crecer tanto tiempo en el ascensor jodido es cuando el tipo se da cuenta de que es tan adictivo subir las escaleras como bajarlas. Si, bajarlas es adictivo! De seguro un lujo no muy permitido, uno se puede encontrar con lugares y seres que nunca imagino y que siempre estuvieron ahi en una fiesta de sueños y pesadillas, una fiesta muy selectiva a la que casi nadie llega aun teniendo la invitacion, y a veces el que llega no se entera de que llegó.

2 comentarios:

Flo :) dijo...

hay alguna seña q te avise?

yo por ahi me siento como en la fiesta de la vida

otras veces, como en el crepúsculo del corazón, de la emosión, de la razón..

cosas así..


bajar escaleras?
,mmmmmm.... dejame pensarlo ;)

subir un peldanio (o como se escriba) siempre es tentador, pero bajarlos? BAJARLOS?! nunca lo había pensado...

:/

ChEChU dijo...

El domingo me cai en una escalera,
todavía sufro culpa de las secuelas.
Ya no me parecerá tan adictivo subir o bajarlas.




Saludos,
Cecilia.